Cómo seducir a las mujeres en la cama

El arte de la seducción es una lección que todo hombre de sangre pura que quiera desarrollar con éxito con las mujeres debe aprender. No importa si eres guapo o no. Incluso el hombre más guapo no tendrá a una mujer en su cama si no sabe como seducir a una mujer en la cama. Del mismo modo, incluso el más feo de los hombres podrá tener relaciones sexuales con una mujer si sabe cómo atraer su atención y hacer que lo desee.

Sorprendente, ¿verdad? O tal vez tal vez no sea tan sorprendente una vez que lo pienses un poco. Verás, las mujeres no son las criaturas superficiales que muchos de nosotros creemos. Tu apariencia solo forma parte de la imagen más grande de la seducción. Ella no se acostará con ningún hombre que esté más interesado en sí mismo que en ella. Tampoco se meterá en la cama con un jugador que la considere lo suficientemente estúpida como para enamorarse de cualquier línea de recogida tonta.

Entonces, si la seducción no se trata de verse o ser un jugador con las líneas de recogida adecuadas, entonces, ¿de qué se trata? Lo que debes entender sobre la seducción es que es un juego donde las reglas son bastante sencillas. Tú como hombre eres el cazador, y la mujer es tu presa. Si no conoce su rol en este juego, puede confiar en que la mujer que quiere seducir sabe perfectamente lo que se supone que debe hacer.

¿Qué necesitas hacer para desempeñar tu papel de cazador en este juego de seducción? Como se indicó anteriormente, el juego de la seducción es bastante sencillo. Ella sabe que la está persiguiendo y está planteando un desafío para ver si usted vale la pena su tiempo. Por lo tanto, debes demostrarle que definitivamente mereces su tiempo.

Los verdaderos jugadores del campo saben qué trucos jugar cuando se trata de seducir a una mujer. Aquí hay algunos de estos trucos que te ayudarán a atraerla a tu cama.

1. Asegúrate de llamar tu atención al momento de entrar a la habitación. Recuerda, cómo te ves puede ser solo una parte de todo el juego de seducción, pero es importante para darte una oportunidad en el juego. Entonces, cuando vayas al acecho, debes vestirte y arreglarte bien. Haga un punto para usar colonia. Más allá de eso, también debes cuidarte a ti mismo de la salud. Haga ejercicio regularmente, consuma una dieta adecuada y minimice sus hábitos de fumar y beber.

2. Baja la guardia. La sutileza funciona más que la agresividad abierta en el arte de la seducción. Para superar sus escrúpulos y penetrar sus barreras, debes hacer que baje la guardia y se sienta cómoda contigo. Comenzar una broma amistosa que gradualmente se vuelva sugestiva es una buena manera de bajar la guardia.

3. Actúa como si fueras el Príncipe Encantador. Las mujeres de hoy son más poderosas e independientes de lo que fueron durante el tiempo de su madre. Pero en el fondo, incluso las mujeres más independientes aún quieren conocer a su Príncipe Azul. Así que hazla sentir bella y especial siendo caballerosa y centrando toda tu atención en ella.

4. Engancha sus emociones. Es de conocimiento común que las mujeres son más emocionales que los hombres. Si te conectas con ella en un nivel emocional, puedes hacer algo más que seducirla: puedes lograr que se enamore de ti.

5. Estimula su mente. Una conexión emocional no es el final. Tienes que estimularla mentalmente también. Nunca hagas la suposición de que no hay cerebros detrás de esa bonita cara. Siga adelante y entable una conversación intelectualmente estimulante, como la política y los acontecimientos actuales, pero trate de mantenerla amigable. Nunca llegarás a seducirla si te metes en un acalorado debate con ella primero.

6. Ser sincero. Para seducir a una mujer y llevarla a su cama, debe ser sincero con respecto a su deseo por ella. Nunca ligue con otra mujer mientras trata de llamar su atención; eso será un gran obstáculo para ella y no te dará muchos puntos de brownie. Además, es posible que tenga que aceptar la posibilidad de que ella aún pueda rechazarlo a pesar de sus esfuerzos. En caso de que ella diga que no, no lo presiones.

Una vez que estás a solas con ella, ¿qué pasa después? Naturalmente, tendrá que cumplir con lo prometido cuando intentaba seducirla antes. Si bien esta etapa de la seducción puede ser intimidante, recuerda que no tienes que ser un dios del sexo solo para poder darle placer. Solo relájate y centra tu atención en ella.

Nuevamente, haz que se sienta cómoda estando a solas contigo. Hazle creer que ella es la mujer más bella que has conocido. Desarma sus barreras acariciando su piel, tocando su cabello y besándola. Una vez que haya bajado la guardia, la ropa saldrá a continuación.

Cuando finalmente te quites la ropa, es hora de prestar atención a lo que la has atraído. Sin embargo, no cometa el error de atender exclusivamente a sus necesidades y deseos y dejarla colgando. Haz que complacerla sea tu primera tarea. Explore su cuerpo y manténgase en sintonía con la forma en que reacciona con lo que le está haciendo. Ninguna técnica sexual elegante reemplazará a ser observador y sintonizado con tu amante. Una vez que le hayas dado los orgasmos que busca, estará más que dispuesta a devolverte el favor.

El arte de la seducción no se trata de cómo te ves. No se puede atraer a una mujer y llegar a seducirla solo por ser guapo. Tienes que mostrarle a una mujer que vales su tiempo y que eres alguien con quien ella puede sentirse cómoda. Y luego, debes cumplir la promesa que has puesto en su mente mientras la estabas seduciendo. Quién sabe, quizás esto no solo te haga pasar una noche caliente en la cama, sino algo para disfrutar por el resto de tu vida.

Copyright © HARARAMAPLASTIC